Misioneros del Verbo Divino


Animación espiritual


Back to
SVD Spiritual Animation
Members' Area
Site Map
Home

Animación Espiritual  

Reflexión sobre la Declaración del 18º CG Compromiso con la vida intercultural - Liderazgo de Servicio, nos. 36, 37


>>>>> Mira en YouTube <<<<<

Mi primera participación en un Capítulo General fue en 2012. En un momento dado, se nos requirió describir las características de un buen superior. En pequeños grupos y reuniones por zonas, elaboramos y desarrollamos una larga lista de cualidades y habilidades que un superior debería tener. La lista de cualidades era tan larga y amplia. Era obvio que nadie podía cumplir todas esas cualidades.

Sin embargo, me sorprendió ver que el documento final del Capítulo resumía las cualidades de un superior en una breve declaración: “El liderazgo es para nosotros un compromiso para servir”. El XVIIIº Capítulo General retomó esta declaración hablando de “liderazgo de servicio y miembros responsables”. El Capítulo quería involucrar a todos los miembros de la Congregación en la promoción de una relación dinámica de colaboración mutua para ejercer el liderazgo.

Jesús habló del modelo de un liderazgo de servicio: «Todo aquel que quiera ser el primero entre ustedes debe ser su esclavo, así como el Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir» (cf. Mt 20, 27-28). En cuanto a la “comunidad corresponsable”, podríamos recurrir a la imagen de Pablo del “cuerpo de Cristo”. Aquí habla de la comunidad cristiana: Cada miembro con sus dones es necesario para los demás miembros para el bien del conjunto (cf. 1 Co 12, 12-21).

El párrafo 37 del documento capitular recomienda algunas actitudes concretas a las que debemos comprometernos para convertirnos en líderes siervos y miembros responsables. Algunos ejemplos son trascender las lealtades étnicas y nacionales al elegir a nuestros superiores, participar en el proceso de discernimiento orante y renunciar a nuestras agendas privadas.

En este proceso, la confianza es una actitud necesaria. La confianza permite al líder acoger iniciativas y contribuciones de los miembros de la comunidad. La confianza permite a los miembros apoyar a sus líderes y participar espontáneamente en nuestra misión común. En una carta a Nicolas Blum, Arnoldo Janssen escribió: “Cuando veas los debilidades de los cohermanos, ten en cuenta que también tienen buenas cualidades y son dignos de tu confianza”.

El Papa Francisco dirigiéndose a los miembros del XVIIIº Capítulo General, destacó las palabras “confianza” y “hermanos”. Confianza en Dios porque es la fuente de nuestra vocación; confianza en nuestros hermanos en la comunidad porque hacemos el camino de la vida y de la misión juntos con ellos. Creo que la confianza mutua es el terreno sagrado donde podemos nutrirnos y aprender a ser líderes siervos y miembros responsables.

P. José Antunes da Silva, SVD

d

AJS-Spiritual Animation