Divine Word Missionaries

SVD Formation


SVD Formation


Volver a

Formación de Hermanos SVD

Área reservada

Mapa del sitio

Inicio


ARS-ARE - FORMACIÓN DE LOS HERMANOS

1. COMUNIDAD “TIENDA DEL VERBO”: miembros y proceso formativo

La Comunidad “Tienda del Verbo” actualmente está integrada por siete miembros: tres estudiantes Hermanos (Jorge Gómez, Federico Ríos y Mariano Montero), dos estudiantes clérigos (Miguel Moura y Mario Selvan), y dos con votos perpetuos (el Hno Darwin Loro y el P. Miguel Armada). Somos de tres países: Filipinas, India y Argentina. Existe otro estudiante Hermano (Víctor Vera, del Paraguay) que está viviendo en una parroquia en la ciudad de Santa Fe, y realizando sus estudios de “Tecnicatura en agronomía”.

Algunos elementos significativos del proceso de formación en nuestra Comunidad:

  • Vivimos en un departamento alquilado en pleno centro de la ciudad de Córdoba. Es el “primer” año que estamos en este lugar. Todos los servicios en la casa lo organizamos entre todos: cocina, liturgia, formación, coordinación de encuentros, economía.
  • Los Hermanos estudian en la “Universidad Nacional de Córdoba” (Jorge, “Trabajo social” y Federico “Comunicación social”) y en el “Centro de estudios filosóficos y teológicos de Córdoba- CEFyT” (Mariano en vistas a especializarse en Biblia). Los clérigos estudian en el “Centro de estudios filosóficos y teológicos de Córdoba” (CEFyT). Los horarios de clases son diferentes: por las mañanas en el CEfyT, y por las tardes-noches en la Universidad. Tratamos de combinar los ritmos para los encuentros comunitarios.
  • Estamos elaborando el “Proyecto comunitario” entre todos, teniendo presente el “Itinerario de formación en Argentina”, las conclusiones de la última “Asamblea general de los Hermanos” en Filipinas, y las orientaciones para la formación del “XV y XVI Capítulo General”. Hemos leído y compartido el documento “Re-imaginando los senderos de nuestro itinerario vocacional común” (Generalato 2010), aunque todavía no profundizamos sus implicancias.
  • A nivel de presencia verbita en este contexto urbano, nos estamos comprometiendo en el diálogo-profético en los siguientes espacios:
    • Cooperación con otras ONGs y Congregaciones que está acompañando a la gente en la calle: voluntariado en el Hogar de día para hombres “Padre Hurtado” y en la “Casa de la bondad” para enfermos terminales abandonados (ambas casas son coordinadas por la ONG jesuita “Manos abiertas”); visita y asistencia por las mañanas y por las noches a personas que viven en las calles: desayuno coordinado por una pastoral Franciscana, y sopa coordinada por una pastoral Claretiana; servicio en la ONG “Hombres nuevos”, para hombres mayores. La presencia en lo social es nuestra opción misionera verbita, sin estar en la conducción de estos espacios.
    • La presencia junto a las personas que viven en la calle está marcando nuestra espiritualidad cotidiana, y ayudándonos a repensar nuestra misión verbita junto a otros/as.
    • Colaboración en algunas actividades desarrolladas por el coordinador provincial de la Pastoral juvenil-vocacional (P. Cristian), la Animación misionera (P. Jorge), la dimensión JUPIC (Hno Víctor, en Vivat) y la dimensión bíblica (P. Miguel).
    • Participación y vínculos en actividades, encuentros y jornadas ecuménicas. Poco a poco estamos dando pasos para salir, y compartir desde dentro, en espacios organizados por otras iglesias cristianas.
    • Una “pequeña expresión” de trabajo remunerado son la venta de libros, clases en el colegio de nuestra Congregación, venta de yerba.
    • Existen un interés y una creciente identificación con las propuestas de los dos últimos Capítulos Generales, una apertura a lo inter-Congregacional, y organizaciones sociales fuera del ámbito eclesial.
    • Lo que más hemos insistido como Equipo de formadores es en “la formación humana como religiosos-misioneros verbitas”. Una formación que va más allá de la obtención de títulos académicos. Supone la búsqueda de “humanización como Vida Religiosa” (CONFAR) en todos los ámbitos de nuestras relaciones. Hemos dado algunos pasos, pero el camino por recorrer es bastante largo todavía.

2. Prioridades y recomendaciones que se pidieron en el Encuentro PANAM, Curitiba 2007. Algunas dificultades e interrogantes:

En estos tres años hemos crecido en los siguientes aspectos:

  • Acompañamiento de cada estudiante con un director espiritual.
  • Acompañamiento psicológico para estudiantes que lo precisan para tratar situaciones conflictivas, integrar dimensiones de su historia, maduración en orden a la opción definitiva.
  • Con respecto a “la presión de los estudios en la formación” (mencionada en Curitiba 2007), además de evaluarla, constatamos también que este argumento no puede ser utilizado para justificar una formación light, del menor esfuerzo y de la mediocridad, porque el Pueblo de Dios no se lo merece. Hay casos de estudiantes con problemas en el estudio que precisamos contemplar, pero esta situación no puede ser ley para todos. El mejor criterio para discernir es tener presente el ritmo y el esfuerzo realizado por jóvenes del país que “trabajan y al mismo tiempo estudian” en los centros universitarios, con sus exigencias académicas, y sin las seguridades brindadas por una Congregación.
  • En estos tres años hubo una dedicación a los estudios de parte de la mayoría de los estudiantes. Sin embargo, existieron casos (de “algunos estudiantes” también de otras casas) que “dejaron materias” para el año siguiente, o “no se presentaron a rendir” cuando era el tiempo, y los procesos se arrastran con todo lo que implica. No existen motivos de peso que justifiquen estas prácticas.
  • Hemos dado algunos pasos en cuanto a la identificación de los compañeros prioritarios del diálogo-profético (señalados anteriormente), y en la adquisición de habilidades, actitudes y prácticas vinculadas a los cuatro “rasgos de familia verbita” (Dimensiones características). Deseamos que ambos elementos sean internalizados en nuestra espiritualidad cotidiana, y no sólo sean vistos como actividades para otros, o meros slogans.
  • Comenzamos con el estudio de inglés por parte de todos los estudiantes.
  • Existe algunas tendencias culturales de las nuevas generaciones (vistas también en neo-misioneros y verbitas con votos perpetuos) que precisan de un mayor discernimiento: cierto “desclasamiento” e “individualismo” (encapsulamientos). Negando o huyendo de la raíz cultural y de clase, cada uno puede vivir en su cápsula… todo funciona mientras no se toque, ni cuestione, ni se entre en la cápsula del otro. Una tendencia a no enfrentar los conflictos en forma comunitaria: “que cada uno haga la suya”. La conflictividad en la comunicación humana e inter-cultural “comunitaria” es un desafío junto al “uso de los actuales medios de comunicación”. Ligado a lo anterior, existen dificultades para “tomar decisiones conjuntas entre las distintas casas de formación”: algunos compromisos no se definen; se posponen, y eso que cuentan de “todos los medios modernos de comunicación”. Necesitamos también seguir abordando el tema de la sustentación económica y del trabajo de los estudiantes. La formación no puede pasar sólo por asistir a los centros de estudio, charlas, cursos, viviendo “en una burbuja”.
  • Otro de los desafíos importantes es la dimensión “afectiva-sexual” en los vínculos. Si esta dimensión es tratada superficialmente en las primeras etapas de la formación, o peor aún, si no es abordada, acompañada y evaluada, explotarán en la etapa del juniorado, o en los momentos de opciones: OTP/experiencia pastoral, votos perpetuos, ordenaciones. De allí que el servicio de acompañamiento psico-espiritual en las etapas del discernimiento vocacional, postulantado y noviciado sean fundamentales.
  • Estamos en proceso de revisión y actualización del itinerario formativo de los Hermanos.
  • Formación del post-noviciado con estudiantes de Paraguay, Chile y Argentina. Hemos realizado varias reuniones los Formadores de Argentina para analizar las viabilidades de un Juniorado común en Córdoba (ARS), y hemos participado en encuentros con los Provinciales y Formadores de la Sub-zona Sur. Está prevista una reunión luego de este encuentro para definirlo.
  • En los últimos dos años nuestro “Equipo de formadores” hemos estado evaluando y actualizando el “Itinerario de formación en Argentina”, teniendo presente los desafíos actuales y la reflexión sobre las prácticas y el estilo de formación compartido en los últimos años. El Provincial, su Consejo y el representante del mismo en el equipo de formadores, están brindando el apoyo, la comunicación y el discernimiento para la preparación de nuevos formadores en la Provincia. Éste es el principal desafío no sólo de nuestro país, sino de nuestra Sub-zona Sur. ¿Es la Formación una prioridad de las Provincias de Chile, Paraguay y Argentina? Hasta la actualidad (2000-2010) sólo Argentina ha puesto los formadores para el Noviciado de la Sub-Zona, y ha recibido estudiantes chilenos y paraguayos en las Comunidades de profesos.
  • Ha sido una preocupación El Provincial y su Consejo constante en los últimos 20 años el discernir y buscar formadores dentro de nuestra Provincia.
  • Dos veces por año realizamos “evaluaciones” (julio y diciembre) del Juniorado, de acuerdo al proyecto personal/comunitario y al itinerario formativo.
  • Los estudiantes que han realizado sus votos perpetuos y los que se están preparando han tenido presente las prioridades congregacionales en la Petitio Misionis.

3. PLANES DE ESTUDIO PARA HERMANOS:

El Plan global de formación de los Hermanos consta de algunas etapas formativas en común con los estudiantes clérigos (postulantado y noviciado), y una etapa separada en cuanto a los estudios, correspondiente a la profesionalización.

i. POSTULANTADO (dos años, conforme al nuevo Itinerario de formación): Etapa en común con los demás estudiantes dedicada al conocimiento humano-vocacional, y una introducción a la espiritualidad, carisma, misión y vida de los Verbitas. Algunos elementos importantes:

  • Historia de vida personal y familiar, afectiva-sexual, espiritual.
  • Retomar los elementos planteados en el psico-diagnóstico.
  • Historia vocacional: descubrimiento del llamado de Jesús y motivaciones.
  • Experiencia eclesial y congregacional verbita.
  • Introducción al carisma de los Misioneros del Verbo Divino.
  • Acompañamiento espiritual.
  • Metodologías de estudio académico.
  • Talleres y cursos de formación en el Inter-postulantado.
  • Pastorales verbitas: desde los interlocutores del diálogo-profético y Dimensiones.
  • El plan del postulantado se está re-elaborando.

ii. NOVICIADO (un año): etapa en común conforme al “Itinerario actual de formación”, dedicada al discernimiento vocacional, a la profundización del carisma, estilo de vida y misión verbita, y de preparación para la primera profesión de votos, como clérigo o hermano verbita.

iii. JUNIORADO:

Primer año del Juniorado: Durante el noviciado es casi imposible iniciar los trámites y cursillos para comenzar los estudios profesionales, salvo raras excepciones. Por esta razón, en el primer año de profesos vemos conveniente completar la formación bíblica-teológica y pastoral inicial, seleccionando algunas de las siguientes materias: Cristología, Teología fundamental, Pastoral fundamental, Misionología, Doctrina social de la iglesia, Eclesiología, Moral fundamental, Sacramentos en general, Antropología filosófica y teológica, Liturgia fundamental, Trinidad, Historia de la iglesia latinoamericana.

La formación específica de nuestras cuatro Dimensiones características (Biblia, Comunicación, JUPIC y Animación misionera), se realizará a lo largo de todos los años del Juniorado a través de cursos, talleres, jornadas. Necesita ser planificada dentro del Proyecto personal.

Además este primer año, servirá para hacer “un profundo discernimiento” sobre los estudios profesionales. Antes de inscribirse en una carrera, es necesario analizar las motivaciones, y su compatibilidad o no con el carisma verbita redefinido en los dos últimos Capítulos Generales (Diálogo-profético y Dimensiones características). Asimismo deberá tener presente: la convalidación de los títulos en otros países (en orden a posibles países de destino misionero), reconocimiento del título para realizar estudios superiores, duración real de la carrera, exigencias de tiempos y ritmos de estudios, costos, documentación necesaria para estudiantes extranjeros, trámites legales, etc.

El proceso de discernimiento será acompañado por el Director Nacional de la formación de los Hermanos, su formador y comunidad, y su director espiritual. El estudiante deberá presentar por escrito su Proyecto de formación profesional, indicando todos los elementos antes señalados. El proyecto deberá especificar, además, la práctica pastoral o social vinculada a la carrera profesional.

Como en las etapas anteriores es necesario profundizar:

  • El acompañamiento psico-espiritual, retomando las evaluaciones de la etapa anterior, y asumiendo los desafíos y objetivos propios de la nueva etapa.
  • La responsabilidad como adulto en todo lo que hace al acompañamiento de los demás miembros de la Comunidad formativa, la vinculación con las otras Casas de formación, y el protagonismo en todo lo referente al desarrollo del Plan de formación para Hermanos.
  • La identificación y vinculación con los Verbitas a nivel Provincial (Provincias de origen), Subzonal, y Zonal: asumir creativamente las recomendaciones y orientaciones de los Capítulos Generales, Asambleas Zonales, Líneas formativas verbitas.
  • La comunión con el caminar de la Vida Religiosa Latinoamericana: “XVII Asamblea General de la CLAR 2009”. Vemos importante promover el encuentro y la confraternización con otros Religiosos Hermanos de la región, además de la participación en espacios de formación y práctica pastoral de la Conferencia de Religiosos/as del país.
  • Que exista una relación entre la práctica pastoral o social, y la carrera que está estudiando. Tanto los estudios como las prácticas pastorales, necesitan evaluaciones periódicas que involucren tanto al estudiante, como la comunidad u organización donde desarrolla su apostolado.
  • La planificación y práctica pastoral se realizará en conjunto con los estudiantes clérigos, de acuerdo al carisma específico de nuestra Congregación.

* Miguel Armada junto al Hno Néstor Benitez, Director nacional de los Hermanos, están re-elaborando el plan de formación específico para los Hermanos, de acuerdo a las posibilidades de estudio académico en Córdoba: Carreras Universitarias, Licenciaturas y Tecnicaturas, vinculadas a la misión como diálogo-profético y las dimensiones características.

* En Córdoba disponemos principalmente de varias carreras relacionadas a lo Social, a la Comunicación, Educación, Ciencias Religiosas, pero no en Misionología, Antropología o Biblia. Esta información es fundamental que todos los novicios la tengan en cuenta, ya que si solicitan una carrera que no se cursa en Córdoba, el Pcial/Consejo de origen deberá buscar la posibilidad de realizar sus estudios en otro país. A modo de síntesis, presentamos las posibilidades y etapas del juniorado para los Hermanos:

Etapas del Juniorado para Hermanos SVD

  Carreras Universitarias Tecnicaturas en Argentina y fuera del país Curriculum seminarístico del CEFyT Bachilleratos
Orientación Vinculadas a la misión como diálogo-profético o alguna de las Cuatro dimensiones características. Vinculadas a la misión como diálogo-profético o alguna de las Cuatro dimensiones características. Vinculado a la misión como diálogo-profético o alguna de las Cuatro dimensiones características. Vinculados a la misión como diálogo-profético o alguna de las Cuatro dimensiones características.
Tiempo de duración 5 a 6 años 2 a 3 años 6 años 4 años
Reconocimientos Se deberá tener presente a la hora de solicitar el destino misional, con cuáles países hay convenios y reconocimientos de los títulos. Se deberá tener presente a la hora de solicitar el destino misional, con cuáles países hay convenios y reconocimientos de los títulos. Se deberá tener presente a la hora de solicitar el destino misional, con cuáles países hay convenios y reconocimientos de los títulos. Se deberá tener presente a la hora de solicitar el destino misional, con cuáles países hay convenios y reconocimientos de los títulos.
OTP o Experiencia Pastoral Después del tercer año, si no hay cambios en los Planes de estudio de la carrera. Al terminar la carrera. Después del tercer año. Al terminar la carrera.
Otros puntos Hay que tener presente quiénes realmente podrán llevar a tiempo los estudios universitarios. Es recomendable para algunos estudiantes. Los Planes de las carreras universitarias, generalmente cambian cada 10 años (para tener presente en lo referente al OTP, o experiencia pastoral). Las Tecnicaturas nos parecen recomendables, ya que es un estudio “superior” de corta duración, con un perfil más especializado en términos socio-pastorales. Se debería garantizar que sean Tecnicaturas que posibiliten posteriormente una Licenciatura, o Maestría. Existen también Tecnicatura a distancia (dentro y fuera de nuestro país), que exigen un pequeño período presencial para acceder al título. Es indicado para estudiantes que quisieran realizar estudios superiores vinculados a la teología. El curriculum eclesiástico es reconocido prácticamente como un bachillerato en varias Facultades (es necesario presentar un examen, o trabajos prácticos). Es recomendable si habilita para realizar una Licenciatura posteriormente. En la mayoría de los países, el Bachillerato es un título superior reconocido.

También el Profesorado de filosofía o ciencias sagradas del CEFyT (de 4 años) habilita en la Universidad Católica de Córdoba para realizar la Licenciatura en Ciencias Sagradas, de dos años de duración.

Votos perpetuos Después de renovar los sextos votos. Si realizan OTP/Experiencia pastoral, después del primer año de regreso.

La preparación será en conjunto con los estudiantes clérigos.

Después de renovar los sextos votos. Si realizan OTP/Experiencia pastoral, después del primer año de regreso.

La preparación será en conjunto con los estudiantes clérigos.

Después de renovar los sextos votos. Si realizan OTP/Experiencia pastoral, después del primer año de regreso.

La preparación será en conjunto con los estudiantes clérigos.

Después de renovar los sextos votos. Si realizan OTP/Experiencia pastoral, después del primer año de regreso.

La preparación será en conjunto con los estudiantes clérigos.

Años de toda la formación inicial Con experiencia pastoral, 12 a 13 años. Con experiencia pastoral, 9 a 10 años. Con experiencia pastoral, 12 años. Con experiencia pastoral, 10 años.
  • Tanto para la viabilidad del OTP/Experiencia Pastoral como para la realización de los Votos perpetuos es necesario tener presente la edad y la madurez del estudiante, y no prolongar procesos ni decisiones.
  • Igualmente necesitamos “repensar y redefinir los objetivos de estas experiencias”, ya que varios estudiantes habrán realizado varios intercambios culturales: vienen de un país, realizan el noviciado en otro, y comienzan el juniorado en otro, con todo lo que implica a nivel inter-cultural y sin echar raíces por mucho tiempo.
  • No ha sido positivo el hecho de que algunos Hermanos no hayan tenido un corte en sus procesos de estudios para realizar “una experiencia pastoral/OTP”, fuera de las estructuras formativas.
  • Quienes realizan OTP en otro continente, necesitan añadir “un año más” en su Formación inicial, dedicado al estudio del idioma. Quienes realicen una experiencia de un año de duración en cualquiera de nuestras Provincias, tendrían un año menos en la formación inicial indicada en el cuadro.

P. Miguel Armada (Prefecto)
Córdoba, 09 de marzo de 2011.