Divine Word Missionaries
SVD Formation


SVD Formation


Back to

SVD Formation

Members' Area

Site Map

Home


CURSO PARA FORMADORES 2007

Comunicado de los participantes del curso para formadores 2007

El enfoque del curso será la persona del formador y su identidad como religioso-misionero SVD. La formación exige del formador una conciencia de la propia identidad como Religioso-Misionero verbita para poder acompañar con claridad y seguridad el proceso de crecimiento e integración del formando en la vida, espiritualidad y carisma de la congregación”. (Carta de invitación para el curso de formadores 2007).

Nosotros formadores reunidos en Steyl/Oies/Nemi en los días 25 de Abril hasta 25 de Junio de 2007, provenientes de 10 nacionalidades diferentes y trabajando en 15 Provincias/Regiones agradecemos primeramente a Dios por la vida y la disposición de servirlo a través de la congregación del Verbo Divino. Agradecemos también al Generalato, a los Organizadores de este curso, grupos de formadores y Superiores Provinciales/Regionales por esta oportunidad que nos concedieron de estar aquí preparándonos como acompañantes en el proceso de formación de la congregación del Verbo Divino. Sentimos que esta formación nos capacitará todavía más para el trabajo que estamos realizando o preparándonos para realizar dentro de nuestras provincias/regiones en vista para un mejor acompañamiento de nuestros formandos.

Durante este tiempo, tuvimos la posibilidad de regresar a las raíces históricas de la generación fundadora y de la congregación, como también su espiritualidad y carisma de proclamar el Verbo Encarnado a través del dialogo profético presente en las dimensiones características de la SVD.

El curso tuvo como perspectiva: “En el camino: sígueme”

Fueron tres grande temas que profundizamos:

  1. La historia personal dando énfasis a los aspectos psicológicos y humanos de cada uno de nosotros. Aquí, el más importante fue el de mirar para cada uno de nosotros motivándonos para iniciar o continuar profundizando el proceso formativo en nosotros mismos como personas, Verbitas y formadores.
  2. La história de la congregación y su generación fundadora: fué un gran momento de volver a las raíces para descubrir nuestra identidad, espiritualidad y carisma verbita donde la internacionalidad es un punto fuerte. Percibimos de forma muy concreta que hacemos parte de una gran familia, la familia Arnoldina, y notamos que no estamos aislados como Provincia/Región. El curso nos enriqueció por el compartir de experiencias de vida y trabajo en la formación. Las peregrinaciones a los lugares históricos de la generación fundadora, el retiro, los momentos de reflexión y los desafíos propuestos por varios asesores nos ayudaron a rever nuestra experiencia de fe y nuestro compromiso como mensajeros del Verbo Encarnado.
  3. Realidad de la sociedad y de la congregación hoy: nos sentimos desafiados a mirar para la realidad de los pueblos y culturas con quien trabajamos y que están siendo afectados por la pluralización. En este contexto, buscamos encontrar como la formación verbita puede responder a estos llamados de forma más concreta a partir de la preparación que ofrecemos a nuestros formandos.

Sugerimos:

  1. Al Generalato:
    • Viabilizar la concretización de las decisiones presentes en los documentos capitulares. Destacamos aqui la promoción de estúdios especializados para formadores.
    • Que den continuidad a cursos como este.
  2. A las Zonas:
    • Dar continuidad a esta preparación de formadores organizando cursos a nível Zonal.
  3. A las Províncias/Regiones:
    • Tomar conciencia de que la Formación es un proyecto de todos los cohermanos.
    • Planear debidamente el cuadro de formación dando más énfasis en la preparación de los formadores.
  4. A los Formadores:
    • Empeñarse en cuidar de su salud, vida espiritual y formación permanente.
    • Actualizarse para continuar sirviendo a Dios a través de la congregación de una forma más eficiente.

Agradecemos a todos los que nos apoyaron durante este tiempo con sus oraciones y presencia. Con las bendiciones de Dios.

Nemi, 23 de junio de 2007

Participantes del Curso de Formadores 2007