Divine Word Missionaries

Breaking News


Info & News

from the Generalate

from the Provinces


Back to

Info&News

Members' Area

Site Map

Home


Celebración de Acción de Gracias: 50 años de los Misioneros Polacos en Indonesia.

a sido un privilegio para Roe, una remota aldea en el oeste de Flores, presenciar el sábado 17 de octubre 2015, una celebración internacional, conmemorando los 50 años de la presencia de 20 misioneros SVD Polacos en Indonesia. La celebración se dividió en dos partes: Una misa de acción de gracias y un ágape (un compartir) con toda la gente. Estuvieron presentes el P. Andrzej Danilewicz, SVD (Secretario de Misiones de Polonia), P. Arlindo Pereira Dias, SVD y el Hno. Guy Mazola Mido, SVD (Visitadores Generales para IDE), el P. Tadeusz Gruca, el P. Czeslaw Osiecki, el P. Stanislaw Pikor y el P. Stefan Wrosz (representando a los 20 misioneros polacos), el P. Syrilus Lena (Vicario General de la Arquidiócesis de Ende), el vice embajador Polaco y su señora, representantes del Gobernador y de la región de Nagekeo, un buen número de sacerdotes entre ellos los SVD, también presentes los hermanos SVD y las hermanas y numerosos laicos de la misión de Roe.

El pasado fue recordado en una forma especial con el envío de los 20 misioneros polacos, debido a la situación política de ese momento. En el tiempo en que Polonia estaba bajo la dominación de Rusia y bien conocido como un país comunista. El gobierno comunista no permitía que salieran misioneros al extranjero. A inicios de septiembre de 1964, el P. Yosef Diaz Viera, SVD, sacerdote indonesiano llega a Polonia para gestionar algunos misioneros Polacos para Indonesia.

Fue el momento correcto. El embajador de Indonesia y su secretario en Polonia eran católicos. El P. Diaz, fue a Pieniezno para conversar con el P. Koziel, quien era el Provincial de la época y así conseguir 20 misioneros como voluntarios. En ese momento estaban en el retiro anual, y muchos co-hermanos jóvenes estaban presentes. En pocos minutos la lista con 20 misioneros voluntarios estaba completa. Con esta lista el P. Diaz, regreso a Varsovia solicitando al embajador de Indonesia que gestionará una reunión con el encargado de la Dirección del Trabajo de Polonia. El personal del departamento se sorprendió cuando el P. Diaz solicita permiso para los 20 sacerdotes y así ser enviados a Indonesia como voluntarios, el jefe del departamento manifestó: “le podemos facilitar ingenieros, doctores, pero de donde el gobierno podrá sacar esos sacerdotes”. El P. Diaz respondió, tengo ya conmigo la lista de los voluntarios, por lo tanto ustedes no deben buscarlos. Eso debe ser decidido por las autoridades de gobierno le respondieron. Con la ayuda y esfuerzos del P. Diaz, el permiso fue concedido en abril de 1965. En junio de 1965 toda la documentación oficial estaba completa y el 27 de agosto de 1965 el grupo de los 20 llegó a Jakarta.

El P. Leo Kleden, SVD, Provincial de IDE en su homilía expresa que el conmemorar esta celebración tiene una especial relevancia debido a que con el envió de los primeros 20 misioneros SVD de Polonia a Indonesia, la posibilidad se abrió para otras congregaciones polacas en enviar sus misioneros al extranjero. Fue una nueva forma de éxodo al enviar misioneros. Leo, agradeció al gobierno de Polonia e Indonesia y a la Iglesia local por la cooperación. El evento abrió la perspectiva y los horizontes del pueblo polaco que la Iglesia católica es para toda la gente de todas las generaciones y naciones. La Iglesia Católica de Polonia es parte de la iglesia católica universal. Los cual fue expresado y enfatizado por el P. Danilewicz en su discurso.

El P. Stanis Pikor, en representación de los 20 misioneros polacos agradeció al gobierno de Polonia por permitirles salir al extranjero y agradeció al gobierno de Indonesia por permitirles permanecer y trabajar como misioneros en Indonesia. Terminó su discurso diciendo: “Si ustedes desean preguntarnos ¿si deseamos regresar a Polonia? Nuestra respuesta es: “CERO POSIBILIDAD”. Debido a que amamos tanto a Indonesia como a nuestra patria.

(Traduccion: Rodrigo Mercado, svd)