Divine Word Missionaries

Peace and Justice Issues


Peace
&
Justice


Volver a

Manual... Contenido

Members' Area

Site Map

Home


MANUAL PARA
PROMOTORES DE
JUSTICIA
PAZ INTEGRIDAD DE LA CREACIÓN

INTRODUCCIÓN

... dar la buena noticia a los pobres, anunciar la libertad a los presos,
dar la vista a los ciegos,
y poner en libertad a los oprimidos ...

0.0 INTRODUCCIÓN

  • En un "pueblo joven" de las afueras de Lima, Valentino taja piedra de la ladera de un cerro para construir un hogar para su esposa encinta y sus dos hijos. Desterrado primero por los terroristas y luego por los militares, se unió a la inundación de gente desplazada, refugiados en su propio país. Sin empleo y enfermo de TB, aún con un espíritu indomable, Valentino cultiva plantitas en latas.
  • Durante la guerra reciente en Bosnia, 80.000 niñas y mujeres de entre 8 y 80 años de edad fueron violadas.
  • Acurrucada sobre una estera en su choza de paja, yace una joven refugiada muriendo de SIDA. Ella es el único sostén de sus dos hermanitas y de su hija pequeña.
  • Más de la mitad de los bosques tropicales del mundo han desaparecido desde 1950. Están desapareciendo a razón de una hectárea por segundo. Ellos son el hogar de muchos pueblos indígenas y de mifiones de especies. Regulan climas, impiden inundaciones y deslizamientos de tierras. Son la fuente de más de la mitad de nuestras medicinas.

El cristiano no puede permanecer silencioso o indiferente ante tal tragedia, tal violencia y tal destrucción; es una negación del Evangelio. Al principio de su ministerio público Jesús proclamó el rol del cristiano:

"El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha consagrado para llevar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a anunciar libertad a los presos y dar vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a anunciar el año favorable del Señor".

(Lucas 4:18-19)

Jesús también dijo: "Yo he venido para que tengan VIDA y para que la tengan en abundancia".

(Juan 10:10)

A los seres humanos y al resto de la creación de Dios se les está privando de la VIDA. Una pasión por la justicia, un deseo de paz y no-violencia, un interés por conservar la integridad de toda la creación (JPIC), son esenciales para vivir según el Evangelio. Estos no son opcionales sino un modo de vida. La acción en favor de la justicia y la participación en la transformación del mundo son una dimensión constitutiva de la predicación del evangelio y son esenciales para la misión de la Iglesia de liberar a la raza humana de toda sitviación opresiva (Justicia en el Mundo #5).

Justicia y Paz no son palabras nuevas en nuestro vocabulario, ni son conceptos nuevos en teología y misiología; sin embargo, han asumido un nuevo significado a medida que continuamos buscando el por qué, el qué y el cómo de la Misión y de una Nueva Evangelización, en el amanecer de un nuevo milenio; la expresión Integridad de la Creación es relativamente nueva, y se le está dando una importancia creciente debido al precario estado actual de nuestro planeta.

El compromiso por JPIC difiere de la Acción Social o del Ministerio Social en cuanto que se trata de un modo de vida que conduce a que JPIC sea una dimensión integral de todos nuestros ministerios/actividades.

En algunos contextos y entre algunos grupos, por diversas razones, hay una sentida necesidad de referirse al compromiso por JPIC con algún otro nombre. Entre las sugerencias propuestas, se encuentran las siguientes para su consideración:

  • Una llamada renovada al discipulado.
  • Una agenda bíblica renovada.
  • Promoción del Reino de Dios en el mundo de hoy.

Cuando hablamos acerca de JPIC, a menudo hay un debate sobre el término "pobre" en cuanto a si puede ser ampliado para incluir a personas necesitadas psicológica, espiritual, emocionalmente, etc. En este manual, el término pobre se refiere principalmente a las personas que son pobres materialmente; las otras categorías de pobres también necesitan ser tratadas con justicia, pero esto sería materia de reflexión y acción a otro nivel.

0.1 DIFERENTES CONCEPTOS DE JUSTICIA

Podemos encontrar muchas respuestas a la pregunta: "¿Por qué se debe trabajar por la justicia?"

La gente trabaja por la justicia:

  • por sus hermanas y hermanos que están sufriendo y continuarán sufriendo hasta que haya justicia;
  • porque sueña con un mundo en el que todos serán iguales y tratados con dignidad;
  • por la creencia de que es del interés de todos que se haga justicia; por ser Dios quien es;
  • porque el Evangelio nos anima a buscar el reino de la justicia;
  • porque somos quienes somos, creados a imagen y semejanza de Dios, enseñados por el Salvador y formados por el Espíritu Santo.

Demos una mirada a un conjunto de diferentes modos de comprender lo que significa la justicia:

  1. La justicia está asociada con la balanza de la justicia. Se la define como dar a cada uno lo que se merece. En este sentido es cuestión solamente de premio y castigo.
  2. La justicia tiene que ver con las necesidades, derechos y obligaciones de la persona humana en la sociedad. Cada persona es responsable para actuar hacia los demás de un modo que asegure lo que necesitan para su vida, que premie las buenas acciones y respete los derechos básicos, viendo a su vez que cada persona reciba lo que es necesario para su existencia humana.
  3. La justicia está relacionada al carácter de la gente. Entendido así, el centro de atención no es ni el resultado socialmente deseable ni la obediencia a la ley moral. Más bien, se acentúa el carácter personal. La justicia no es ni un estado público, ni es una conformidad a una norma moral objetiva; sino más bien lo que una persona recta practica en realidad; ahí se halla una destreza moral, una excelencia de justicia, así como de otras virtudes.
  4. La justicia tiene que ver con unas relaciones justas entre la gente, entre la gente y la creación, entre la gente y Dios. El buscar justicia es el esfuerzo por establecer relaciones constructivas y liberadoras entre todos.
  5. Finalmente, se puede entender la justicia como el modo de ser y actuar de Dios. En el modo en que Dios hace las cosas se hallan las otras cuatro ideas de justicia, pero con el elemento agregado de la gratuidad. Dios es siempre justo, pero la justicia de Dios es algo más. Lo encontramos en la parábola del Buen Samaritano y en la historia de Job. La justicia divina nos ofrece el ideal de hacer lo que esté por encima, y el ideal de una justicia que vaya más allá de nuestra limitada visión de lo correcto y justo. Es justicia sin una medida estricta, es justicia con generosidad, justicia que hace todo lo que se requiere y un poco más. Donde esta justicia abunda, abunda el gozo, se honra y salvaguarda toda la creación y hay paz. Es tanto un don de Dios como algo por lo cual las personas tenemos que trabajar.1

0.2 ¿POR QUE UN MANUAL PARA PROMOTORES DE JPIC?

Compartiendo permanentemente de nuestras experiencias, de nuestras reflexiones y de nuestra búsqueda de respuestas más apropiadas, el grupo de promotores de JPIC representando a más de 50 congregaciones religiosas internacionales en Roma (ver lista en el Apéndice 7), sentimos la necesidad de crear un manual. También, en nuestros contactos con nuestros hermanos y hermanas en el campo, hemos escuchado el pedido de muchos por una "herramienta" para ayudar a quienes están buscando el COMO de la misión en el contexto del mundo actual.

La sugerencia para hacer este manual fue dada por primera vez hace dos años. Mientras trabajábamos en este manual hemos llegado a conocer más y más los libros de trabajo ya existentes, los documentos y ayudas audiovisuales disponibles para la formación en JPIC. Este manual está destinado a ser una herramienta adicional, y no contiene de ninguna manera todas las respuestas a las preguntas actuales sobre las injusticias y violencia que se están cometiendo contra la humanidad y el medio ambiente.

Los temas más importantes incluidos en el manual son los siguientes:

  1. Leyendo los signos de los tiempos.
  2. Fundamentos bíblicos para JPIC.
  3. La doctrina social de la Iglesia y el análisis social.
  4. Nueva imagen de la vida religiosa.
  5. Nueva imagen de la misión.

Nuestra esperanza es que este manual pueda servir como:

  • una herramienta útil para personas promotoras de JPIC.
  • una herramienta para formadores/as, agentes pastorales y animadores/as a niveles institucionales y de base.
  • un "edificador de confianza" para las personas que estén en una búsqueda sincera.

Este Manual para Promotores de JPIC proporciona lineamientos para salir del silencio e impotencia ante la pobreza, la injusticia y la violencia; a ser proveedores más efectivos de buenas nuevas, proclamadores de libertad; a percibir nuevos sueños y visiones, en nuestra busca de estar al servicio de la VIDA.

0.3 ¿COMO FUE PREPARADO ESTE MANUAL?

  1. Un comité diseñador compuesto de cuatro personas de JPIC preparó un ler bosquejo que fue distribuido a promotores y promotoras en uno de los encuentros para sus comentarios y sugerencias.
  2. A la luz de los comentarios recibidos, el comité preparó un 2do bosquejo y éste fue entregado a un grupo de tres promotores para su "crítica", la cual fue discutida en una reunión conjunta con el comité diseñador.
  3. Un comité de publicación que incluía a miembros del comité diseñador y un nuevo miembro revisaron e hicieron las correcciones necesarias en el 3er bosquejo, que luego fue distribuido al grupo de quince promotores de JPIC (representantes de todos los continentes) que deseaban revisarlo y dar sus comentarios con vistas al bosquejo final.
  4. El manual en su presente forma fue publicado en junio de 1997.

POR FAVOR TOME NOTA:

  • Mientras este Manual estaba en preparación hemos tratado de ser muy conscientes de la diversidad de contextos (político, económico, cultural, social y religioso) de quienes lo estarán usando en el futuro. Por favor, con toda libertad, ponga a un lado lo que no se aplique a su contexto particular.
  • Las estadísticas dadas en el manual han sido tomadas de diversos documentos de la ONU, de informes y de otras fuentes confiables. Algunas de ellas podrían estar algo fuera de actualidad para el tiempo en que usted use este manual por los rápidos cambios que se están efectuando, pero las hemos incluido aquí para ayudar a quienes de otro modo no pudieran tener acceso a tales datos.
  • Este manual ha sido preparado por un grupo inter-congregacional.
    Usted queda cordialmente invitado o invitada a enriquecerlo con su propio carisma, con extractos de documentos de su Instituto, y con relatos/ejemplos de los miembros de su Congregación.
  • Como se dijo líneas arriba, este manual no es un programa completo que toque todos los temas referentes a JPIC.
  • Este no es un libro para ser leído de un tirón: es un recurso, una guía y un "compañero" en su jornada de JPIC.
  • Es solamente una herramienta de trabajo. Necesita ser completado por cada uno de ustedes. Usted puede añadir a este manual su propio material que pueda ayudarle en su propio contexto particular. Si usted tiene material que considere importante compartir con otras congregaciones y grupos religiosos, tenga la bondad de enviarlo al coordinador o coordinadora de JPIC de su institución o a la persona de contacto de JPIC de su Consejo General, solicitándole compartirlo con el grupo de promotores de JPIC en Roma. Informaciones, reacciones o comentarios de cualquier naturaleza sobre este manual serán también recibidos con beneplácito.

Roma, 1997


1 Cf. D.Murphy SJ. "The many ways of Justice: Studies in the Spirituality of Jesuits", The Month 26 (1994) 2.