Misioneros del Verbo Divino

Liturgia


Liturgia


San José Freinademetz

 

Contenidos

Masa

Liturgia de las Horas


Back to

Members' Area

Site Map

Home


29 de Enero

SAN JOSÉ FREINADEMETZ,
Presbítero

Memoria

Antífona de entrada:

1Cor. 9, 22-23

Me he hecho todo para todos,
para ganar, como sea, a algunos.
Y hago todo esto por el Evangelio.

Oración Colecta

Dios omnipotente y misericordioso,
animado por tu Espíritu, San José Freinademetz
fue impulsado a proclamar la Buena Nueva en China,
concede que, por su intercesión,
todos lleguen al conocimiento
del poder de la cruz y la resurrección de Jesús,
y por la fe lo acepten como su Redentor.
Él, que vive y reina contigo.

PRIMERA LECTURA

Dios me ha concedido de ser ministro de Cristo Jesús entre los gentiles, para que la ofrenda de los gentiles sea agradable a Dios.

Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos

Rom 15, 13‑19a, 20‑21

Hermanos:
Que Dios de quien procede la esperanza, llene de alegría y paz su fe; y que el Espíritu Santo con su fuerza, los colme de esperanza.

Estoy convencido, hermanos míos, de que están llenos de bondad, repletos de todo conocimiento, preparados para aconsejarse unos a otros. Con todo, me he atrevido a escribirles con la intención de recordarles algunas cosas. Lo hago en virtud de la gracia que Dios me ha concedido, de ser ministro de Cristo Jesús entre los paganos, ejerciendo el oficio sagrado de anunciar el Evangelio de Dios, a fin de que la ofrenda de los paganos, consagrada por el Espíritu Santo, sea agradable a Dios. Podría enorgullecerme en Cristo Jesús de la tarea llevada a cabo al servicio de Dios, pero sólo me atreveré a hablar de lo que Cristo ha realizado sirviéndose de mí, para que, con la palabra o con la acción, los paganos aceptaran la fe, a través de signos y prodigios, y con la fuerza del Espíritu Santo. Así que desde Jerusalén y en todas direcciones hasta llegar a Iliria he dado a conocer el Evangelio de Cristo. Eso sí, he procurado no proclamar el evangelio allí donde Cristo ya era conocido, para no edificar sobre fundamento ajeno; pues como dice la Escritura: Los que nada conocían de él, lo verán y los que nada habían oído, entenderán.

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL

Sal 97,1.2-3ab.3ed-4.5-6 (R/.3c)

Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

Canten al Señor un canto nuevo,
porque ha hecho maravillas;
su mano le ha dado la victoria,
su santo brazo.

El Señor hace pública su victoria,
a la vista de las naciones muestra su salvación,
ha recordado su amor y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.

Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
¡Aclamen al Señor, habitantes de toda la tierra,
estallen de gozo, griten de alegría, canten!

Canten al Señor con la cítara,
con la cítara y los demás instrumentos;
al son de trompetas y clarines,
aclamen al Señor, que es rey.

ALELUYA

Cf. Lc. 4, 18-19

Aleluya, aleluya.

El Señor me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres,
para anunciar a los cautivos la libertad.

Aleluya, aleluya.

EVANGELIO

La mies es abundante y los obreros pocos.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas

Lc 10, 1 9

En aquel tiempo,
el Señor designó a otros setenta y dos y los envió por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde él pensaba ir. Y les decía: "La cosecha es abundante pero los obreros pocos. Rueguen, por tanto, al dueño que envíe obreros a su cosecha. ¡Pónganse en camino! Sepan que los envío como corderos en medio de lobos. No lleven bolsa, ni morral ni sandalias, ni saluden a nadie por el camino. Cuando entren en una casa, digan primero: Paz a esta casa. Si hay allí gente de paz, su paz recaerá sobre ellos; si no, regresará a ustedes. Quédense en esa casa, y coman y beban de lo que tengan, porque el obrero tiene derecho a su salario. No anden de casa en casa.

Si al entrar en un pueblo, los reciben bien, coman lo que les presenten. Sanen a los enfermos que haya en él, y anúncieles: Está llegando a ustedes el Reino de Dios.

Palabra del Señor.

Oración sobre las ofrendas

Te sean agradables Señor,
las ofrendas que depositamos sobre tu altar;
concédenos aquel amor que infundiste en san José,
para que realicemos esta acción sagrada
con mente pura y un corazón fervoroso,
y celebremos provechosamente el sacrificio que te agrada.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO

Testigo del amor de Dios y de la misión de la Iglesia

En verdad es justo darte gracias y es bueno cantar tu gloria,
Padre Santo, Dios rico en misericordia,
que has obrado la salvación del género humano
en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Tú nos concedes la alegría de celebrar la fiesta de San José (Freinademetz),
pastor según tu corazón y
evangelizador fervoroso del pueblo chino.

En su fe inconmovible
nos ofreces una segura luz para nuestros pasos
y en su incansable caridad
nos señalas el camino evangélico
que une las razas, culturas y naciones.

Con serena fortaleza él abrazó la cruz,
confiando en el Corazón traspasado de tu Hijo,
del cual has hecho surgir la Iglesia
madre de nuevos pueblos
y protectora de los pequeños y de los excluidos.

Por esta señal de tu bondad,
unidos a los ángeles y a los santos
te cantamos con voz unánime
el himno de tu gloria:

Santo, Santo, Santo …

Antífona de comunión

 2Cor. 12, 15

Con mucho gusto me gastaré y me desgastaré por vosotros.

Oración después de la comunión

Señor y Dios nuestro,
por el sacramento eucarístico que hemos recibido,
y por el ejemplo y ardor misionero de san José
confirma en nosotros la fortaleza de tu Espíritu
para que podamos testimoniar fielmente
la verdad de tu Evangelio.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Textos tomados de la Biblia de América, edición aprobada por las Conferencias de los Episcopados de México, Colombia y Chile. Coediciones PPC- Sígueme-Verbo Divino, España, 1994.

 
LITURGIA DE LAS HORAS

29 de enero

SAN JOSÉ FREINADEMETZ, Presbítero

Memoria

José Freinademetz nació en Oies/Abtei, en la diócesis de Brixen (Bressanone) en 1852, y fue ordenado sacerdote en 1875. Entró en la Congregación del Verbo Divino en Steyl, Holanda, y fue enviado como misionero a China en 1879, convirtiéndose en uno de los fundadores y pioneros de la misión del Verbo Divino en Shantung meridional. Allí proclamó incansablemente el Evangelio hasta su muerte que aconteció el 28 de enero de 1908 en Taikiachwan.

Del Común de Pastores o de Santos: para religiosos.

OFICIO DE LECTURAS

PRIMERA LECTURA

De la carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses

Flp 3,7-14

Lo que para mí era ganancia lo consideré pérdida comparado con Cristo.

Lo que entonces consideraba una ganancia, ahora lo considero pérdida por amor a Cristo. Más aún, pienso incluso que nada vale la pena si se compara con el conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él he sacrificado todas las cosas, y todo lo tengo por estiércol con tal de ganar a Cristo y vivir unido a él, con una salvación que no procede de la ley, sino de la fe en Cristo, una salvación que viene de Dios y se funda en la fe. De esta manera conoceré a Cristo y experimentaré el poder de su resurrección y compartiré sus padecimientos hasta asemejarme a él en su muerte, a ver si así logro la resurrección de entre los muertos.

No pretendo decir que ya haya conquistado la meta, o conseguido la perfección, pero me esfuerzo a ver si la conquisto, por cuanto yo mismo he sido conquistado por Cristo Jesús. Yo, hermanos, no me hago ilusiones de haber conquistado la meta; pero, eso sí, olvidando lo que he dejado atrás, me lanzo de lleno para conseguir lo que está delante y corro hacia la meta, hacia el premio al que Dios me llama desde lo alto por medio de Cristo Jesús.

Responsorio

Cf. 2 Cor 12,9-10

Te basta mi gracia, ya que la fuerza se pone de manifiesto en la debilidad.
* Cuando me siento débil, entonces es cuando soy fuerte.
Me complazco en soportar por Cristo debilidades, injurias, necesidades, angustias y persecuciones.
* Cuando me siento débil, entonces es cuando soy fuerte.

SEGUNDA LECTURA

De las Reglas para Catequistas de San José Freinademetz.
(Manual usado por los misioneros del Vicariato Apostólico de Schantung, tercera edición, Puoli, 1895)

La dignidad del misionero

Al inicio de su obra redentora, Jesús envió a Pedro y a los demás apóstoles a proclamar el Evangelio. Ustedes, que hoy continúan predicando el Evangelio, son igualmente apóstoles. Las gentes, oprimidas por el error, son como ovejas sin pastor. Es su tarea ayudarlas y guiarlas a verdes pastos, porque las ovejas se pierden por falta de un pastor. En el mar de la vida, ustedes deben ser timoneles de la gente a merced de tormentas de toda índole. Sin piloto, la nave ciertamente naufragará. Ustedes deben ser generales de las tropas en guerra con el enemigo. Sin líderes un ejército se desmoraliza. Cuando no brilla el sol, el mundo queda envuelto en tinieblas. Cuando faltan el rocío y la lluvia, las flores se marchitan. Del mismo modo, si no hay nadie que predique el Evangelio, la gente no se acercará al Señor.

Por sobre todo lo demás, si quieren perseverar hasta el final y difundir efectivamente la fe, sean devotos del Espíritu Santo. En tiempos de Jesús, los que recibieron sus enseñanzas permanecieron inciertos y faltos de valor. Sin embargo, cuando el Espíritu Santo descendió del cielo y llenó los corazones de los apóstoles y de los fieles, ya no temieron nada. Incansablemente cumplieron su tarea.

Cuando ya no florecieron en China los grandes emperadores y los sabios maestros, las antiguas virtudes del pueblo comenzaron a desaparecer. Gentes de buena voluntad, sin embargo, aguardaron la llegada de mensajeros que los guiaran por el verdadero camino, anunciando a Jesús como lo hicieron los apóstoles. Hoy ustedes satisfacen los deseos de esas gentes al proclamar fielmente entre ellos el Evangelio.

Responsorio

Cf Is. 66,19, 23

Los enviaré a las islas remotas que nunca oyeron hablar de mí ni han visto mi gloria.
* Y anunciarán mi gloria entre las naciones.
Todos los pueblos se postrarán en mi presencia.
* Y anunciarán.

ORACIÓN como en Laudes


LAUDES

Ant.1 La gloria de Dios, que emana del rostro de Jesucristo,
por el Espíritu Santo ilumine a todos.

Salmos y cántico del domingo de la primera semana.

Ant.2 ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae la buena nueva!

Ant.3 El mejor lugar en el mundo, es aquel en que Dios quiere que estemos.

LECTURA BREVE

Rom 8,35. 37–39

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿El sufrimiento, la angustia, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro, la espada?

Dios que nos ama, hará que salgamos victoriosos de todas estas pruebas. Porque estoy seguro de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni otras fuerzas sobrenaturales, ni lo presente, ni lo futuro, ni poderes de cualquier clase, ni lo de arriba, ni lo de abajo, ni cualquier otra criatura podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.

RESPONSORIO

Cf. 2 Cor 1,3-4

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,
* Que nos conforta en todos nuestros sufrimientos.
Nuestra fuerza nos viene del Señor Jesucristo,
* que nos conforta en todos nuestros sufrimientos.
Gloria al Padre.
* Bendito sea Dios.

Benedictus

Ant. La gente no se acercará a Dios si no hay nadie que les predique el Evangelio de Cristo crucificado, fuerza y sabiduría de Dios.

PRECES

Cristo es el Buen Pastor que dio su vida por sus ovejas. Dirijamos a Él nuestras súplicas, de manera que por la intercesión de San José, lleguen a Dios Padre omnipotente:

Escucha a tu pueblo, Señor.

Siempre diste a tu Iglesia pastores que guíen a tu grey,
concede que haya siempre misioneros que congreguen a tu pueblo.

Tú has llamado a hombres y mujeres a vivir en santidad de vida,
concede que haya siempre en la Iglesia discípulos dispuestos a vivir su vida en pobreza evangélica, castidad consagrada y obediencia apostólica.

Envía a tu Espíritu Santo como consolador y defensor de la Iglesia,
para que nos confirme en el amor y su fuerza nos impulse en nuestra misión.

Sanaste a los enfermos y expulsaste a los demonios,
ayúdanos a confortar a los afligidos.

Quieres ser reconocido en nuestros hermanos y hermanas más pequeños,
enséñanos a acoger al forastero, alimentar al hambriento y compartir con los necesitados.

Padre nuestro.

ORACIÓN

Dios omnipotente y misericordioso,
animado por tu Espíritu, San José Freinademetz
fue impulsado a proclamar la Buena Nueva en China,
concede que, por su intercesión,
todos lleguen al conocimiento
del poder de la cruz y la resurrección de Jesús,
y por la fe, lo acepten como su Redentor.
Él, que vive y reina contigo.


VÍSPERAS

Ant. 1 No hay mayor amor más grande que dar la vida por los amigos.

Salmos y cántico del común de pastores.

Ant. 2 Todo esto lo hago por causa del Evangelio, para compartirlo con otros.

Ant. 3 El idioma que todos entienden es el amor.

LECTURA

1 Cor 1,17-18

Cristo no me ha enviado a bautizar, sino a evangelizar, y esto sin sabios discursos, para que no pierda eficacia la cruz de Cristo. El mensaje de la cruz, en efecto, es locura para todos los que se pierden; en cambio para los que están en vías de salvación, para nosotros, es poder de Dios.

RESPONSORIO

Cf. 1 Cor 1,23-24. 2,2

 

Predicamos a Cristo crucificado, * fuerza de Dios y sabiduría de Dios.
Predicamos a Cristo crucificado, fuerza de Dios y sabiduría de Dios.

Me precié de no saber cosa alguna, sino Jesucristo,
fuerza de Dios y sabiduría de Dios.

Gloria al Padre…
Predicamos a Cristo crucificado, fuerza de Dios y sabiduría de Dios.

Predicamos a un Cristo crucificado,
* Fuerza y sabiduría de Dios. Predicamos.
Me precié de no saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y a éste crucificado.
* Fuerza y sabiduría de Dios.
Gloria al Padre.
* Predicamos.

MAGNIFICAT

Ant. El Buen Pastor da la vida por sus ovejas.

PRECES

Cristo es el Buen Pastor que conoce a sus ovejas y las llama por su nombre. Por la intercesión de San José, invoquémosle diciendo:

Abre nuestro corazón a tu voz, Señor.

Mira con bondad al rebaño que has reunido en tu nombre,
que haya paz y unidad entre todos tus discípulos.

Alimenta a tu Iglesia en la mesa de la Palabra y de la Eucaristía,
confírmanos en nuestra misión de anunciar el Evangelio.

Tú tienes otras ovejas que no pertenecen a nuestro rebaño,
que los pueblos de toda nación, cultura y religión reconozcan tu voz y te sigan.

Congrega a todos los que sufren y se sienten rechazados,
Haz que no falte tu ayuda a quienes más necesitan de nuestro amor fraterno.

Quisiste vivir como extranjero en nuestro mundo,
enséñanos a acoger a todos como hermanos y hermanas.

Recuerda a todos los difuntos que dedicaron sus vidas a la propagación de la fe,
que vivan para siempre en la gloria de tu Reino.

Padre nuestro.

ORACIÓN

Dios omnipotente y misericordioso,
animado por tu Espíritu, San José Freinademetz
fue impulsado a proclamar la Buena Nueva en China,
concede que, por su intercesión,
todos lleguen al conocimiento
del poder de la cruz y la resurrección de Jesús,
y por la fe, lo acepten como su Redentor.
Él, que vive y reina contigo.